lunes, 6 de julio de 2015

Truth


La caseta del perro era de madera maciza con el tejado pintado de rojo, y el perro se llamaba Truth.

viernes, 3 de julio de 2015

Exfoliación

Es domingo por la tarde, el primero de las rebajas de verano, y a pesar de todo cometo la locura de entrar en un centro comercial. Debo decir en mi descargo que se me ha terminado el café de cereales, que siendo domingo, los supermercados están cerrados, y lo único que quiero es comprar un bote de cebada soluble que venden en una tienda de productos de comercio justo. Es todo lo que quiero.

miércoles, 22 de abril de 2015

El impostor

Estoy en una camilla de hospital. Alguien a quien no veo me conduce por el edificio, y las puertas se abren ruidosamente frente a nosotros. Recorremos pasillos, nos cruzamos con gente, subimos a un ascensor. Salimos del ascensor y recorremos un último pasillo que es como todos los demás; largo y lleno de puertas cerradas a ambos lados. De repente nos detenemos, y del alargado mostrador de enfermería emerge un tipo que –aún no sé decir por qué– me parece increíblemente peculiar.

martes, 6 de enero de 2015

Mario

Conocí a Mario en el fondo de una piscina. Los dos habíamos perdido algo: él, las llaves, y yo las ganas de vivir. Aunque no le había visto nunca antes, al verle levanté la mano para saludarle, como hace la gente que vive en sitios por los que casi nunca pasa nadie.

viernes, 5 de diciembre de 2014

The day my grandmother died

My grandmother had always been a wonder of emotional containment, so the day she died we meant to choose a very simple dress for her to wear throughout all eternity. 

jueves, 20 de marzo de 2014

Añoranza

Conocí a Jaime Vándor hará unos veinte años. Yo tenía dieciséis, y había empezado a salir con su hijo mayor. Me había invitado a cenar a casa de sus padres –sin preaviso, ni para ellos ni para mí, y aquella noche había lengua de ternera para cenar, y yo me quería morir. Después del reparo que me produjo pensar que iba a tener que comerme ese apéndice de un animal, hice un pequeño chiste para mí; pensé: “Esto es lo que cenan los filólogos, lengua.” Y me senté a cenar y confieso que me gustó mucho lo que comí, y unos años después yo también me convertí en filóloga. Me gusta pensar que esa cena tuvo alguna influencia en la elección de mi carrera, y que ese plato funcionó como un elemento mágico que me catapultó al estudio de las letras.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Meet me in St. Louis

The night of the 24th I had two possibilities: I could either take my back pain to a celebration, or stay home and watch Meet me in St Louis. I chose the second one, as at Christmas time I feel like an exile. I don’t know exactly what from: maybe the joy that should invade my heart but doesn’t.